Crónica de la Primera Semana del Agua

Enrique, miembro de la Comisión de Servicios Públicos , nos ha enviado la siguiente crónica sobre la Semana del Agua que se celebró en La Tabacalera de Lavapiés entre los días 4 y 12 de Febrero de 2012.

Lunes 13 de febrero de 2012. Enrique García Camarero. Anoche, a las 21 horas, se clausuró la primera semana del agua en Tabacalera. Atrás quedaban nueve días de reflexiones sobre el agua y sus políticas. El agua como realidad cambiante e íntima como nosotros mismos, que la Tierra ha dado para todos. El agua necesaria para la vida, para la vista, para la piel, para la diversión.

 

Fotógraf@s madrileñ@s y valencian@s del 15 M, han pillado al agua por sorpresa en sentidas imágenes que han cedido generosamente para que pudiéramos verlas nueve días en el “pasillo de despachos” de Tabacalera. En el centro del pasillo, subidas a un pedestal, botellas de agua embotellada traían a nuestros oídos el llanto de un océano atlántico herido. En la antesala,  otras imágenes rememoraban las primeras obras realizadas por la compañía pública Canal de Isabel II para traer las limpias aguas de la Sierra de Guadarrama a la urbe madrileña.  Mucho trabajo y dinero público empleado, como lo es en última instancia todo el dinero porque todos lo producimos, aunque algunos se lleven buenos pellizcos del pastel común a paraísos fiscales. L@s más pill@s, extranjer@s en su mayoría, quieren ahora controlar privadamente el agua pública madrileña, seguramente para convertirla en dinero oculto y, ¿por qué no? , para chantajearnos a todos y todas a su debido tiempo desde una posición privilegiada. De eso trataba la segunda exposición colgada en la antesala: “Sobre la  privatización del Canal de Isabel II.

 

El día de la inauguración de la Semana del Agua, Iciar Bollaín y su marido, Paul Laverty, tuvieron la gentileza  de acercarse a Tabacalera para presentarnos su película “También la lluvia” y para participar en el interesante coloquio que siguió a la proyección de la película. En la película, la entrañable pareja no habló del agua de Madrid, habló, entre otras muchas cosas, del agua boliviana, pero la historia se repite, se reproduce en el espacio y en el tiempo con un patrón tan parecido que es fácil sospechar que detrás de todas las privatizaciones del agua, conseguidas o intentadas, hay una misma mano oculta. Las luchas bolivianas por el agua, marcaron un antes y un después en las luchas mundiales por el agua pública, y hasta allí se desplazaron Iciar y Paul para que aquello no quedara en el olvido colectivo.

 

Las exposiciones continuaron expuestas durante toda la semana, y todos los días a partir del jueves hubo proyección de cortos relativos a la problemática del agua. Desafortunadamente, la animación con que queríamos cerrar el ciclo de proyecciones tuvo que proyectarse sin audio por problemas técnicos. Pedimos disculpas a los asistentes.

 

El jueves, el gran corazón y la lúcida mente de Renato di Nicola, uno de los máximos trabajadores en pro del agua pública en Europa, se acerco a Tabacalera no a exportar ningún modelo de lucha, como nos dijo llanamente, sino a contarnos una experiencia, la experiencia del movimiento italiano del agua, por si pudiera iluminar en algún punto nuestra propia lucha por el agua pública, y ¡vaya que si la iluminó! Gracias compañero. Las diversas luchas europeas y mundiales por el agua pública van a converger en Marzo en el foro de Marsella. La abogada Pilar Esquinas, una más de esa combativa plataforma madrileña contra la privatización del canal de Isabel II, delineó magistralmente la filosofía de ese evento después de la intervención de Renato.

 

Al día siguiente, una compañera de la Asamblea popular de Prosperidad y profesora del departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, mostró paso a paso la situación mundial, mediterránea y madrileña de ese líquido elemento que junto al aire son esenciales para la vida humana, y vio seguidamente que la privatización del agua de Madrid carece de toda justificación, aparte de la de enriquecer a unos pocos inversores. La racionalidad científica no siempre está en la actualidad al servicio de las multinacionales; la racionalidad científica sanciona en particular nuestras luchas por el agua pública. Gracias, compañera. La conferencia fue larga, el coloquio tambien, así que quedó menos tiempo del que nos hubiese gustado para los miembros de la cofradía marinera de Vallecas, que tuvieron la gentileza de venir a transmitirnos, con increíble gracia, que el agua tambien es un divertimento necesario para la vida, y a enseñarnos el valor práctico de la utopía “Vallecas, puerto de mar”. Gracias, compañer@s. Se hizo tan tarde, que al final no llegábamos a diez entre unos y otras, mientras que Tabacalera estaba tan fría como de costumbre. Pero quedaban muchas cosas por hablar, así que terminamos la sesión en un bar cercano, donde pusimos punto final a la jornada frente a las consabidas cañas.

 

El sábado, a las siete en punto, Gonzalo Marín, de la fundación Canal de Isabel II y consultor internacional de la FAO y de la UE para infraestructuras hidráulicas, comenzó su intervención sobre el derecho humano al agua, distinguiendo entre el concepto de derecho humano y el concepto de necesidad. El que finalmente la ONU haya declarado al agua un derecho humano, brinda una nueva arma en nuestra lucha por el agua pública si bien, como apuntó en el coloquio Jon  Arrizabalaga, de Ingenieros sin Fronteras, no podemos estarnos quietos a la espera de que los poderes públicos implementen ese derecho porque eso puede dilatarse en el tiempo de forma indefinida (como está ocurriendo con el derecho a la vivienda, por ejemplo). La economía de mercado puede conculcar derechos humanos, de hecho los está conculcando con increíble frecuencia, y a veces de forma irreversible, así que  no podemos parar nuestra lucha política por el agua pública, eso si, esgrimiendo siempre que venga al caso, y viene al caso casi siempre, ese derecho humano reconocido por la ONU.  La conferencia de Gonzalo duró casi una hora y el coloquio posterior casi otro tanto. Tuvimos que cortar para dar paso a otros compañer@s comprometid@s en otras luchas nacionales por el agua y en la lucha peruana por el agua pública, de rabiosa actualidad.  Probablemente, el tema del derecho humano al agua merecería un seminario aparte, y así se los dijimos a Gonzalo.

 

El domingo terminó la Semana del Agua con las intervenciones de Enrique Ortega, Ingeniero del CEDEX, y de la abogada Liliana Pineda, dos expertos en los temas que nos han ocupado toda la “Semana” y grandes luchadores, por otra parte, de la plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II. Enrique demostró la improcedencia técnica y económica de esta privatización y destacó que nunca ha sido sometida a la aprobación de los madrileños en ningún referéndum, ni ha entrado en ninguno de los programas electorales del Partido Popular. Liliana se encargó de mostrar con meridiana claridad las vulneraciones legislativas asociadas a la posible privatización. Ya en el coloquio, ambos llamaron a los asistentes a participar en la consulta social que están preparando desde finales del pasado año la Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II, las asambleas de Barrio del 15 M, y otros colectivos contrarios a la privatización. Por nuestra parte hicimos lo propio, pronosticando además el gran impacto que va a tener dicha consulta en la concienciación de l@s madrileñ@s. Pensamos que si una parte importante de los madrileñ@s se percatan de lo que quiere hacerles Esperanza Aguirre en lo referente al agua, la privatización de Canal de Isabel II será imposible. Al ocultismo, opacidad y secretismo que han practicado Esperanza Aguirre y sus testaferros en Canal de Isabel II, presidido por Ignacio González desde hace unos años, opondremos toda la información disponible para que el pueblo de Madrid tenga la información que los medios de comunicación, controlados por grupos económicos favorables a cualquier privatización, le han negado.  Tambien hay que destacar la interesante propuesta de uno de los asistentes que preconizaba converger en una insignia única que sirviera de seña de identidad del movimiento por el agua pública. En opinión de Enrique Ortega este es un tema a considerar en futuras reuniones

 

En cuanto podamos iremos subiendo a la red las comunicaciones de aquell@s conferenciantes de la Semana del Agua en Tabacalera que hayan podido encontrar un hueco en sus apretadas agendas para escribirlas. No aseguramos que podamos disponer de todas; la creciente lucha contra la privatización del Canal de Isabel II quita mucho tiempo a tod@s l@s involucrad@s en ella.

Leave a Reply