Levanta alto la cabeza y respira con fuerza

Levanta alto la cabeza y respira con fuerza,
porque no es tuya la culpa,
Tu único gasto extra fue aquella maldita hipoteca
que te quitó el sueño durante veinticinco años.

No es tuyo el delito, no, no es tuyo,
Tú no robaste a nadie,
Tu único delito fue fumar, maldita gracia,
aunque te joda esta maldita tos por la mañana.

Levanta la cabeza, admite tu inocencia,
tú no viviste por encima de tus posibilidades,
no, qué va,
es que tus posibilidades siempre fueron pocas,
a veces un viajecillo en el Ford Fiesta de segunda mano,
unas cañas con los amigos en un bar de copas,
y como extra un cine de domingo (con suerte copa y
cama)

Levanta alto la cabeza
Y grita tu inocencia en este escándalo,
Así que grita, grita alto que es mentira,
que tu mayor debilidad fue tener hijos y querer que
estudiaran,
que tu mayor riqueza fue aprender a leer,
que tu mayor deseo fue el sexo en tu pareja,
que de tan barato es gratis,
que tu mayor vicio fue otra vez el tabaco,
que ya bastante caro te ha costado,
y el gasto más enorme de tu vida (quitemos la vivienda)
fue aquel viaje a París, sueño entre sueños,
que, una vez en la vida pudiste regalarte.

Y ahora ¿de quién es la culpa? ¿Dices mía?
¿acaso dices nuestra? ¿de los que son yo o como yo?
¿de los que ya nos apretamos el cinturón sin necesidad
de crisis?
¿de los que ya dejamos de fumar por el precio?
¿de los que salimos a cenar una vez cada seis meses?
¿de los que pagamos cada uno de los electrodomésticos
a plazos?
¿de los que cambiamos nuestros sueños por horas extras
en el curro?

Levanta la cabeza y grita ¡No!, grita No con fuerza.
Grita ¡No! hasta caer exhausto,
hasta que se te desgarren los músculos
y se te agoten las cuerdas vocales.

hasta que se te salgan los ojos de las órbitas
y se te pongan los pelos de punta
y se te agriete la piel, y se te caigan las uñas
y se te llene el cuerpo de ampollas y sudor,
aunque te canses y te aburras y sigas a rastras,

¡porque a esto no hay derecho, no hay derecho, no hay
derecho!
porque van a dejar sin nada a tus hijos y a tus nietos,
van a dejarles sin lo que tú tuviste, sin lo que tú
construiste, sin lo que tú creaste con el sudor de tu
trabajo y de tus desvelos.

Antes de que eso pase, grita conmigo Nooooooooooo.
No lo haréis mientras aún estemos vivos.
Y antes de que me robes y me esclavices
yo te digo,
Ya tomamos la calle hace un año,
ya la calle es nuestra y ni un paso atrás para perderla;
Pero ahora vamos a tomar
nuestros colegios y nuestros hospitales,
vamos a ocupar nuestros museos y nuestras bibliotecas,
vamos a beber nuestra agua,
vamos a encender nuestra luz,
vamos a tomar el control de nuestras vidas y nuestras
instituciones,
vamos a ocupar el Congreso de los Diputados y el
Palacio Real,
vamos a recuperar lo que es nuestro y durante años nos
habéis estado robando,
vamos a enfrentarnos a vuestra violencia de forma
pacífica pero clara y rotunda,
porque, antes que nosotros, muchos otros lucharon y
vencieron
y después otros muchos vendrán y vencerán de nuevo,

porque queremos que se cumpla la voluntad de la
Tierra,
que da sus frutos para todos.
¡para todos!

¡Apúntate, ven con nosotros, no te quedes
parado ante la injusticia!

Leave a Reply