TEXTO PRESENTACIÓN DE LA COCINA AUTOGESTIONADA

TEXTO PRESENTACIÓN DE LA COCINA AUTOGESTIONADA

El proyecto de cocina autogestionada, comenzado desde el grupo de trabajo de Política a Largo
Plazo de Acampadasol y el Centro Social La Enredadera, con el apoyo de la Asamblea Popular de
Tetuán, surge para dar respuesta a una serie de problemas que han empezado a hacerse patentes en
nuestras plazas, en nuestras calles y en nuestras casas.
En primer lugar, el creciente empobrecimiento de nuestros barrios y pueblos como
consecuencia de la gran estafa bancaria y financiera global. El descenso brutal del nivel de vida ha
llevado a muchas personas a verse desposeídas de sus casas, de sus empleos y de sus ingresos, y ha
hecho aumentar de manera alarmante el número de personas en situación de pobreza y de
marginación, o bien de endeudamiento extremo. Ya no resulta extraño ver a gente de nuestro barrio
buscando comida en basureros y contenedores, o a la salida de supermercados y tiendas. La cocina
autogestionada y popular pretende paliar en lo posible esta necesidad de alimento, al crear un espacio
común a tod@s desde donde reunir, preparar y consumir esos alimentos.
En segundo lugar, el proyecto pretende fortalecer la solidaridad, el apoyo mutuo y el
sentimiento de pertenencia a una comunidad, realidades que el sistema se ha encargado y sigue
encargándose de liquidar en la medida de sus capacidades. Busca crear un espacio común en el que, en
torno a la alimentación, las personas del barrio puedan dialogar, tratar sus problemas cotidianos y
generar ideas, experiencias y actividades en beneficio de sí mism@s, al margen de los circuitos de
información, dinero y poder del sistema. La idea es ir creando redes dentro del barrio y con huertos y
zonas rurales cercanas para aprovisionarse de un alimento producido de manera responsable y
respetuosa con el medio ambiente, para llegar a ser todo lo autosuficientes que se pueda. No sabemos
qué puede depararnos el futuro tan oscuro que se nos avecina; por ello es importante estar preparados
para no depender de la administración del poder para alimentarnos. Además, propone el barrio como
centro de irradiación y base de nuestra convivencia, frente a la deshumanización de la Gran Ciudad.
En tercer lugar, se trata de ir generando una cierta cultura en torno a una alimentación sana,
racional y sostenible, que se apoye en principios ecológicos y que nos permita vivir en armonía con la
naturaleza y con nosotr@s misma@s. Ello pasa por elegir bien los alimentos que comemos,
cultivarlos de manera sana y equlibrada y conocer bien sus propiedades nutricionales y sanadoras.
El proyecto se basa firmemente en los principios de horizontalidad, inclusividad y
autogestión, es decir, supone la participación de tod@s desde la libertad y la igualdad, y por el bien de
la comunidad barrial entera, no de unos grupos por encima de otros. La idea es ir ampliando en el
futuro esa capacidad de autoabastecerse y ser autosuficiente también en otros campos como la
educación y la sanidad, que empiezan a estar seriamente amenazados, Se trata en definitiva de
dotarnos de las herramientas que nos permitan a tod@s llevar una vida más libre, más sana y más feliz
en nuestros barrios y pueblos, al margen de un poder que sólo atiende a sus propios beneficios e
intereses, y sobre otros fundamentos más justos.
Os animamos por tanto a participar en la cocina autogestionada y a ir haciéndola crecer hasta
convertirlo en un espacio estable y regular dentro de nuestros barrios, que nos permita hablar, comer y
disfrutar de manera conjunta y desde ahí empezar a construir un mundo mejor para tod@s.

Leave a Reply