A mí me desahucian a las 12

Ayer fue una mañana memorable en Tetuán. El sábado durante la asamblea habíamos recibido una llamada para un #StopDesahucios el lunes. Nos organizamos como pudimos y con la habitual ayuda de gente de otros barrios conseguimos reunir un nº suficiente de personas para la acción.

La cita era a las 9:30 y un rato después apareció la comisión judicial, se aplicó el procedimiento estándar de negociación y el desahucio se paró. Bien, paramos uno más. Pero entre toda la algarabía de tuits y mensajes de whatsapp, hay un detalle que creo que ayer pasó un poco inadvertido: Una señora se acercó al #StopDesahucios para pedir: “Por favor, ¿pueden venir a mi casa? A mí me desahucian a las 12”. No conozco el momento exacto porque no estaba allí, no sé si fue en plena celebración, antes o después, pero si sé que ante lo insólito de la situación, activistas curtidas no daban crédito a esa petición que les llegaba:

Tras el estupor inicial, y como no podía ser de otra forma, el #StopDesahucios se transladó a casa de esta señora, se volvió a encontrar con la misma (sí, la misma) comisión judicial y tras realizar una negociación similar, se paraba otro desahucio. La verdad es que contado así, parece una anécdota simpática, pero como la misma Kolontai nos decía, tiene un transfondo terrible:

Y todo esto el mismo día que el PPSOE se reunía, según ellos, para poner freno a la sangría de los desahucios. La gente parando desahucios a pares y ellos en la reunión de ayer no llegaron a ningún acuerdo. No os preocupéis, ya la frenamos nosotros…

Roberto (Comisión Comunicación Asamblea Tetuán)

 

Nota: Si tienes alguna reflexión de este tipo, háznosla llegar, recordamos que este es un blog abierto.

Leave a Reply