Carta de la APT sobre la consulta por la sanidad publica

La APT, como colectivo implicado en la consulta por la sanidad pública que se celebró en Madrid entre los días 5 y 10 de mayo de 2013, queremos informar de las acciones que se pretende desarrollar con posterioridad a la consulta y nuestra postura frente a esas acciones.

 

El grupo de trabajo de la consulta ciudadana pretende exigir a las administraciones públicas de los municipios donde se han realizado las votaciones que actúen en consecuencia con el resultado de la votación.

 

Para llevar a cabo esta propuesta el protocolo previsto en el momento actual es presentar un escrito en ayuntamientos y juntas de distrito de la Comunidad de Madrid donde se ha realizado la Consulta en el que se comunican los resultados de la Consulta y se exige a los representantes políticos que actúen.

 

La intención de los organizadores es que este escrito vaya suscrito por los fedatarios que estuvieron en las mesas y firmado por los abogados que tienen la custodia de las Actas de votación, así como adjuntar los documentos escaneados que contienen las listas de votantes (incluyendo nombre, DNI y firma) para dar prueba del resultado y participación de la Consulta Ciudadana. Concretamente, la propuesta lanzada desde el grupo de trabajo de la acción incluye entregar un CD con el listado de votantes escaneado al secretario del ayuntamiento o junta de distrito.

 

Esta acción nos parece profundamente inadecuada por los siguientes motivos:
• La consulta por la sanidad fue estrictamente una consulta. A los participantes en la misma se les solicitó su firma y DNI independientemente del voto que depositaran en la urna (postivo o negativo). Eso quiere decir que hay personas que han firmado en esas listas pero que votaron NO a la sanidad pública, por lo que no podemos utilizar su firma para llevar acciones legales a favor de la sanidad pública.

 

• En el protocolo de la votación no se consideró informar a l@s votantes de que sus datos podrían ser usados posteriormente, ya que solamente se les pidió “activamente” su voto.

 

• Aunque efectivamente las hojas destinadas al listado de votantes contemplaban la autorización para el uso de las mismas, está información estaba en la “letra pequeña” y no se informaba verbalmente en las mesas. Creemos que sin haber proporcionado esta información en las mesas, facilitar los datos a terceros no es éticamente correcto, aunque sea estrictamente legal de acuerdo con la citada “letra pequeña”, y puede generar sensación de abuso de confianza por parte de la ciudadanía.

 

• La cesión de estos datos a las autoridades puede, además, llevar a algun@s ciudadan@s a situaciones incomodas, especialmente en municipios pequeños.



Por todo lo anterior, proponemos que la acción propuesta no incluya los datos de l@s votantes y que se trate de un escrito que proporcione exclusivamente los datos de aquellas personas que participen voluntaria y activamente en la entrega de este documento.



Manifestamos, en el caso de que la acción se desarrolle como está previsto, que creemos que nuestro colectivo tiene que desmarcarse de una acción que consideramos éticamente incorrecta y que puede poner en riesgo tanto a personas que participaron en la consulta como a las relaciones entre los colectivos que trabajan a pie de calle y la ciudadanía que participa en consultas populares.

Leave a Reply